Periodontal Disease

Facts About Periodontal Disease - Dentist In Tampa

Periodontal disease is an inflammatory disease that affects the soft and hard structures that support the teeth. In its early stage, called gingivitis, the gums become swollen and red due to inflammation, which is the body’s natural response to the presence of harmful bacteria. In the more serious form of periodontal disease called periodontitis, the gums pull away from the tooth and supporting gum tissues are destroyed. Bone can be lost, and the teeth may loosen or eventually fall out. 
Chronic periodontitis, the most advanced form of the disease, progresses relatively slowly in most people and is typically more evident in adulthood. Although inflammation as a result of a bacterial infection is behind all forms of periodontal disease, a variety of factors can influence the severity of the disease. Important risk factors include inherited or genetic susceptibility, smoking, lack of adequate home care, age, diet, health history, and medications.

Información Sobre La Enfermedad Periodontal

La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria que afecta las estructuras blandas y duras que sostienen los dientes. En su etapa inicial, llamada gingivitis, las encías se hinchan y se vuelven rojas debido a la inflamación, que es la respuesta natural del cuerpo a la presencia de bacterias dañinas. En la forma más grave de enfermedad periodontal llamada periodontitis, las encías se desprenden del diente y se destruyen los tejidos de las encías de soporte. Se puede perder hueso, y los dientes pueden aflojarse o eventualmente caerse. La periodontitis crónica, la forma más avanzada de la enfermedad, progresa de forma relativamente lenta en la mayoría de las personas y, por lo general, es más evidente en la edad adulta. Aunque la inflamación como resultado de una infección bacteriana está detrás de todas las formas de enfermedad periodontal, una variedad de factores puede influir en la gravedad de la enfermedad. Entre los factores de riesgo importantes se incluyen la susceptibilidad heredada o genética, el tabaquismo, la falta de atención adecuada en el hogar, la edad, la dieta, los antecedentes de salud y los medicamentos.